Artículos

¿Cómo se convirtió Corea del Sur en una de las naciones más desarrolladas de la Tierra?

¿Cómo se convirtió Corea del Sur en una de las naciones más desarrolladas de la Tierra?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Lo que he aprendido de la historia de Corea del Sur (aproximadamente, de una de mis clases de artes liberales) es que debido a su desventaja geográfica, fueron invadidos por China y Japón en numerosas ocasiones en el pasado. Además, en la historia moderna, el imperio de Japón colonizó Corea durante la Segunda Guerra Mundial y la península fue más o menos un campo de fuego de los EE. UU. Y China justo después de la Segunda Guerra Mundial. Sin duda, Corea del Sur fue una de las naciones más pobres en los años 60 y 70, pero desde los 80, el país se ha desarrollado rápidamente y, como indican algunos índices (PIB e IDH, etc.), la nación se ha convertido en una de las naciones más desarrolladas. en la sociedad contemporánea. Me dio mucha curiosidad mientras todas las demás naciones desarrolladas, excepto Corea del Sur, tenía habilidades como infraestructuras, colonias, recursos, tecnologías, etc. Mi pregunta es ¿qué pasó en los años 80 o 90 en Corea del Sur? ¿Cómo llegó a tener tanto éxito la nación?


Este artículo de Wikipedia es suficiente. Deberías haber investigado más.

Un experto:

Al crear una directiva de política favorable para el desarrollo económico, precedida por la recuperación económica japonesa como bastión de suministro logístico para las tropas estadounidenses en la península de Corea durante y después de la Guerra de Corea, el riguroso sistema educativo de Corea del Sur y el establecimiento de una población altamente motivada y educada es en gran parte responsable de impulsar el auge de la alta tecnología y el rápido desarrollo económico del país. Casi sin recursos naturales y siempre sufriendo de superpoblación en su pequeño territorio, lo que disuadió el continuo crecimiento de la población y la formación de un gran mercado interno de consumidores, Corea del Sur adaptó una estrategia económica orientada a la exportación para impulsar su economía, y en 2014, Corea del Sur fue el quinto exportador y el séptimo importador del mundo. El Banco de Corea y el Instituto de Desarrollo de Corea publican periódicamente los principales indicadores económicos y las tendencias económicas de la economía de Corea del Sur.


Siempre es difícil responder a la pregunta "¿por qué"? Es una combinación de muchas razones. Quizás se puedan desvelar algunas razones en comparación. Parece que el "buen gobierno" es muy importante para la prosperidad de una nación. Compare Corea del Sur con Corea del Norte: las mismas personas por cierto. No conozco muy bien toda la historia de Corea, pero supongo que no hubo diferencias culturales sustanciales entre el Norte y el Sur antes de la década de 1940. Diferencias que podrían explicar la disparidad actual en el desarrollo económico.

Entonces uno puede preguntarse de dónde viene el "buen gobierno". Alguien dijo que "la gente tiene el gobierno que se merece", y esta explicación es popular. Pero la comparación con Corea del Norte vuelve a dejar un enigma: ¿por qué los surcoreanos y los norcoreanos "merecen" algo diferente?

Entonces, ¿de dónde viene su gobierno? En la década de 1940, las Naciones Unidas se resistieron enérgicamente a la "unificación" de Corea y dieron un mandato a las tropas estadounidenses para defenderla. Las tropas estadounidenses lograron mantener y apoyar el sistema de gobierno de Corea del Sur. En la década de 1970, fue diferente con el caso similar de Vietnam. La actitud de la ONU y de Estados Unidos fue diferente. Ocurrió la unificación. Y los resultados los vemos ahora.

Es interesante notar que algunos de los países más desarrollados, Alemania, Japón y Corea del Sur, tienen todos un rasgo común en su historia: las tropas estadounidenses victoriosas en su territorio en las décadas de 1940 o 1950. Poco después siguió un vigoroso desarrollo económico.

No quiero afirmar que este patrón continúe. No es asi. Y en general, no pretendo tener una explicación completa. La pregunta es realmente difícil y solo llamé la atención sobre algunos patrones.

Hablando de historia antigua y muchas invasiones. Bueno, ¿cuántas invasiones experimentaron Inglaterra y Francia en los viejos tiempos? Alemania ni siquiera existió como estado hasta finales del siglo XIX. Así que esto no parece ser muy relevante para la situación actual: probablemente uno tenga que mirar la historia más reciente.

Observación. Por supuesto, entiendo que Japón y Alemania eran las naciones más poderosas de Europa y Asia, respectivamente, antes de la década de 1940. Pero las comparaciones con otras naciones del Lejano Oriente, como Corea del Norte y Vietnam, parecen legítimas. También se puede comparar con las antiguas colonias británicas, Hong Kong y Singapur, que también lo están haciendo mejor que los países que las rodean. Supongo que hubo una fuerte influencia británica en el establecimiento de un buen gobierno allí.


Si alguien está dispuesto a saber cómo se desarrolló Corea del Sur, entonces la persona debe buscar los logros notables al Presidente Park Chung-Hee (14 de noviembre de 1917 - 26 de octubre de 1979), tercer presidente de Corea del Sur [1]. Aunque será una respuesta del tamaño de un libro para dar una respuesta completa a la pregunta. Intentaré escribir algo sobre la historia coreana en los años del presidente Park.

Fondo. En 1969, el presidente estadounidense Richard Nixon anunció una nueva dirección en la política estadounidense hacia Asia, llamada la Doctrina Nixon. La política en pocas palabras era reducir la escala de las fuerzas estadounidenses en Asia y dejar que Asia manejara sus problemas por su cuenta. En ese momento, el presidente Park presagió que habría un viento de sangre en Asia por parte de los comunistas [2], por lo que reforzó la seguridad nacional reformando la ley constitucional, llamada constitución de Yushin [3], y fue eficaz para reforzar la seguridad nacional. Así que Corea del Sur estaba a salvo de la comunización.

Años 60. En 1963, el presidente Park quedó muy impresionado por las sólidas infraestructuras de Alemania Occidental cuando fue invitado a Alemania Occidental (quedó especialmente impresionado por la Autobahn, justo después de su regreso planeó la construcción de la primera autopista coreana, la autopista Gyeongbu). Consultó con Ludwig Erhard (canciller de Alemania en ese momento) sobre las economías exitosas de Alemania Occidental, a saber Milagro en el río Rin. Desde entonces, Alemania Occidental ayudó mucho en la reconstrucción de Corea del Sur, por ejemplo, el acuerdo de contratación y la conclusión de la Cooperación Técnica. De manera análoga a Milagro en el río Rin, las economías exitosas de Corea del Sur generalmente se llaman el milagro en el río han.

Años 70. Tal como mencionó en la pregunta, Corea no tenía infraestructuras, ni recursos naturales, ni tecnología ni colonias en el pasado. Corea no tenía nada que vender en el mercado mundial, tampoco tenía capacidades. En aquel entonces, Corea del Sur exportaba pelucas, en el mejor de los casos. En los años 70, President Park planeó promover la industria química y pesada. Todos los economistas pensaron que estas políticas radicales fracasarían naturalmente, pero debido al arduo trabajo de los coreanos, la industria floreció. Será una extensión de libro para proporcionar detalles adecuados sobre esto.


[1]: Al principio, el presidente Park tomó el poder en un golpe militar por su primero período de presidente. Debido a que en ese momento Corea del Sur era el país más pobre con cabezas incompetentes, había el Consejo Supremo Militar para la Reconstrucción Nacional formado para reconstruir toda la nación. Fue el segundo presidente de este consejo y asumió el poder durante su presidencia. Luego se restableció el sistema electoral, luego fue elegido 4 veces más con un apoyo abrumador del pueblo coreano debido a sus logros milagrosos.

[2]: De hecho, muchos países asiáticos se vuelven caóticos después de la Doctrina Nixon. Comunización de Vietnam, revolución cultural en China, genocidio camboyano, guerra civil en Filipinas y Bangladesh, etcétera. Incluso en el Medio Oriente hubo una invasión de la URSS en Afganistán y la guerra árabe-israelí de 1973. Hubo muchas amenazas de Corea del Norte en Corea del Sur. Muchos espías se infiltraron en la sociedad surcoreana, y muchos guerrilleros comunistas armados irrumpieron en territorio surcoreano, algunos de ellos incluso llegaron a Seúl.

[3]: Había algunas cláusulas en Yushin que tenían como objetivo el gobierno prolongado del presidente Park y algunas otras cláusulas se consideran anti-civiles en estos días, pero como Corea del Sur era (y es) un país democrático, Yushin se llevó a cabo mediante elecciones. mejor o no. Aunque debido a las cláusulas, el presidente Park es considerado un dictador en la actualidad.


Sus hijos estudian 16 horas diarias y sus trabajadores promedian 2.163 horas al año. Con respecto al fuerte aumento, son muy capitalistas, lo que es la caída de China. http://www.bbc.co.uk/news/education-25187993 https://en.wikipedia.org/wiki/Working_time#South_Korea


Por qué la innovación es el rey en Corea del Sur

En una generación, Corea del Sur logró transformar su economía de una de las más pobres a una de las más ricas del mundo. En el corazón de este cambio se encuentra la innovación. Pero, ¿puede el país mantenerse al día con la competencia?

La innovación y la tecnología son los factores clave que han apuntalado la competitividad de las exportaciones de Corea del Sur y han impulsado el notable crecimiento económico del país durante las últimas décadas. La tasa de crecimiento ha sido tan impresionante que la nación de Asia oriental pasó de ser uno de los países más pobres en la década de 1960 a convertirse en la decimotercera economía más grande del mundo en 2014, según el Banco Mundial.

"Corea del Sur se ha transformado desde la Guerra de Corea de una sociedad agrícola muy pobre a una economía urbanizada de alta tecnología con una fuerza laboral altamente calificada", dijo a DW Rajiv Biswas, economista jefe para Asia-Pacífico de la firma de análisis global IHS.

Y Seúl reconoce que la necesidad de desarrollar nuevas ideas es ahora más importante que nunca, ya que la vecina China, el mayor importador de productos de Corea del Sur, ha comenzado a alejarse de una producción de bajo valor y trabajo intensivo hacia una fabricación de mayor valor agregado.

Como resultado, el país está invirtiendo mucho más en investigación y desarrollo (I + D) como porcentaje del PIB que otras economías avanzadas. Según datos publicados recientemente por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Corea del Sur gastó el 4,29 por ciento de su PIB en I + D + i en 2014, seguida de Israel (4,11 por ciento) y Japón (3,58 por ciento).

Además, el Índice de Innovación de Bloomberg de 2016 clasificó al país como el país con la economía más innovadora del mundo, por delante de Alemania, Suecia, Japón y Suiza. El índice evaluó a las naciones según seis categorías diferentes, incluidas I + D, empresas de alta tecnología, fabricación, personal de investigación, patentes y educación.

Empresas surcoreanas como Samsung se han convertido en líderes del mercado mundial

"Corea del Sur obtuvo los puntajes más altos en todo el mundo en valor agregado de fabricación, así como en eficiencia terciaria, una medida que incluye la inscripción en la educación superior y la concentración de graduados en ciencias e ingeniería", dijo un informe reciente de Bloomberg.

La innovación es clave para las empresas surcoreanas, ya que se enfrentan a una competencia cada vez más dura en los mercados globales. Las grandes multinacionales también han invertido mucho en I + D + i e innovación, factores que son esenciales para respaldar las ventas globales. "Empresas como Samsung y LG se han convertido en líderes mundiales en el área de la electrónica de consumo gracias a su tecnología de vanguardia y diseños de productos innovadores", dijo Biswas.

'Un producto de la necesidad'

Según Kyle Ferrier, Director de Asuntos Académicos e Investigación del Instituto Económico de Corea de América (KEI), la innovación en la economía coreana es un producto de la necesidad.

"Corea ha tenido que abrirse camino en una región en la que compite con los bajos costos laborales de China y las industrias de alta tecnología e intensivas en capital de Japón. Gastar más en I + D + i que cualquier otra economía no solo refleja una base de consumidores nacionales con un alto demanda de nuevos desarrollos tecnológicos, pero también el objetivo del gobierno de construir una economía creativa ", dijo Ferrier a DW.

El éxito económico de Corea del Sur después de la Guerra de Corea reflejó inicialmente la estrategia del gobierno para catalizar el desarrollo de exportaciones de manufacturas de bajo costo. Pero fue el surgimiento de los conglomerados coreanos, conocidos como "chaebols", como fuertes corporaciones multinacionales, lo que se volvió esencial para la transformación económica del país.

La escala de estas grandes empresas, como Samsung y Hyundai, no solo permitió una agrupación masiva de recursos, sino que también dio como resultado que la fabricación coreana pasara a una nueva fase de crecimiento impulsada por el liderazgo tecnológico y la innovación, con una reputación de alta calidad y productos de vanguardia.

China está intentando alejarse de una producción de bajo valor y trabajo intensivo hacia una manufactura de mayor valor agregado.

Según el analista Biswas, una de las estrategias de los chaebols para convertirse en líderes tecnológicos globales fue invertir fuertemente en I + ampD y desarrollar una huella global a través de fusiones y adquisiciones en EE. UU. Y Europa, lo que, a su vez, les permitió mejorar sus capacidades tecnológicas.

El gobierno coreano también ha jugado un papel importante al crear una infraestructura física de clase mundial, así como sistemas educativos de alta calidad en el país.

Pero a pesar de su ventaja en innovación, Corea del Sur, que tiene una población de 50 millones, enfrenta problemas como la creciente desigualdad y el riesgo de estancamiento del crecimiento. Por ejemplo, la desaceleración económica de China ha afectado el crecimiento de las exportaciones manufactureras coreanas, y la apreciación del won frente al yen japonés también ha perjudicado la competitividad de las exportaciones coreanas.

"Los problemas económicos chinos no sólo dañan el comercio bilateral entre los dos países, sino que también reducen la demanda global, que está directamente ligada a las exportaciones de productos intermediarios de Corea del Sur, que representan el 70 por ciento de las exportaciones totales", indicó Ferrier.

Además, la economía es vulnerable a los riesgos derivados de una rápida acumulación de deuda en los últimos años, dicen los expertos. "La deuda del sector privado de Corea es una de las más altas entre los mercados emergentes y, lo que es más importante, ha experimentado uno de los incrementos más pronunciados como porcentaje del PIB durante la última década", dijo Krystal Tan, economista para Asia de Capital Economics, una investigación con sede en Londres. firma, dijo en una nota de investigación.

Aunque el experto destaca que es poco probable que la economía se enfrente a una crisis importante, estima que los altos niveles de deuda afectarán el crecimiento.

"La necesidad de desapalancamiento en el sector privado es una razón por la que esperamos que el crecimiento a mediano plazo de Corea se desacelere a 2.0-2.5 por ciento desde un promedio de 3.5 por ciento durante la última década", dijo.

En los últimos años, el crecimiento económico de Corea ha superado el régimen del mercado laboral nacional, lo que ha llevado a una creciente desigualdad, dicen los analistas.

También parece haber una creciente desigualdad en términos de oportunidades educativas. La educación es muy apreciada por los surcoreanos, cuyo estatus social y económico está determinado en gran medida por su rendimiento académico. Es por eso que los padres ponen gran énfasis en brindar una educación de alta calidad a sus hijos.

"Pero aunque Corea ha sido elogiada por sus puntajes consistentemente altos en las pruebas, la OCDE ha notado que la economía enfrenta un desajuste cada vez mayor de habilidades entre las que se enseñan en las escuelas y las que se necesitan en el mercado laboral, lo que está contribuyendo al problema del desempleo juvenil". dijo Ferrier.

Además, los principales puntos conflictivos en los intentos actuales de reformar el mercado laboral, como la fijación del sistema dual y la definición de las bases para las normas de despido, han reducido el progreso de las conversaciones entre los grupos laborales, la dirección y el gobierno, prolongando problemas como el desempleo juvenil. , señaló Ferrier, quien también señaló un documento reciente de KEI que encontró que es probable que la desigualdad continúe creciendo a medida que la economía coreana pasa de la manufactura a los servicios.

DW recomienda


Cómo Corea del Sur dejó atrás al Norte

En 1988, la última vez que Corea del Sur fue sede de los Juegos Olímpicos, Corea del Norte y Corea del Sur eran más parecidas que diferentes, separadas por una línea arbitraria pero unidas por la historia, el idioma y los lazos familiares.

Ambas Coreas habían recorrido un largo camino, emergiendo del dominio colonial y reconstruyendo sus economías después de una devastadora guerra civil.

Pero los Juegos Olímpicos de Seúl en 1988 terminaron siendo un punto de inflexión. Durante los últimos 30 años, los dos países han divergido marcadamente: económica, política y culturalmente.

Corea del Sur se industrializó rápidamente, creciendo a una de las tasas más rápidas del mundo. El Norte se estancó.

El Sur se despojó de su dictadura militar y se abrió al mundo. El Norte permaneció aislado y autoritario, y sufrió una hambruna devastadora que mató a aproximadamente 2 millones de personas, según algunas estimaciones.

Corea del Sur exporta ahora teléfonos Samsung, automóviles Hyundai y telenovelas populares. Corea del Norte, paralizada por las sanciones, todavía depende de las exportaciones de carbón, ropa y mariscos.

En 1988, Corea del Norte ni siquiera participó en los Juegos Olímpicos de Seúl y organizó un ataque terrorista mortal diez meses antes de los Juegos Olímpicos. El viernes, su delegación marchará bajo una sola bandera con el equipo surcoreano en las ceremonias de apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang.

Sin embargo, la demostración de unidad atlética contradice la gran brecha que se ha abierto entre los dos países en las tres décadas transcurridas desde los Juegos de Seúl.

Otros países comunistas de Asia, incluidos China y Vietnam, vieron el colapso de la Unión Soviética en 1991 como una advertencia, y rápidamente reformaron sus economías y abrieron sus mercados. El Norte permaneció cerrado.

Persiguió el desarrollo de armas nucleares y misiles de largo alcance, convirtiéndolo en un paria internacional. Aunque la economía de Corea del Norte comenzó a crecer moderadamente en los últimos años, las devastadoras sanciones impuestas por las Naciones Unidas le prohíben vender sus principales exportaciones, y la economía podría contraerse nuevamente.

Cuando la Unión Soviética colapsó, la economía del Norte pronto la siguió. Las inundaciones y la sequía agravaron la situación y provocaron una hambruna devastadora. La comida en el Norte todavía está racionada, y los mejores productos se distribuyen solo a un pequeño grupo de élites con conexiones con el gobierno.

En el momento de la hambruna de Corea del Norte, Corea del Sur se había convertido en una capital cultural en auge, exportando el K-pop, su respuesta a las bandas de chicos estadounidenses, a sus antiguos adversarios, China y Japón.


Moon Jae-in juró después de su victoria en las elecciones de mayo de 2017 para reemplazar a la primera mujer presidenta del país, Park Geun-hye, quien fue acusada en un escándalo de tráfico de influencias.

Moon, un abogado de derechos humanos de centro izquierda que quiere una postura más suave sobre Corea del Norte, dijo que trabajaría por la paz. Dijo que estaría preparado para visitar Pyongyang si las condiciones fueran las adecuadas.

El hijo de refugiados norcoreanos asumió el cargo en un momento de tensiones en la península de Corea, con Estados Unidos y Pyongyang intercambiando una retórica airada en medio de crecientes especulaciones sobre otra prueba nuclear.

El estado de ánimo internacional cambió drásticamente después de que las conversaciones con Corea del Norte llevaron a ese país a participar en los Juegos Olímpicos de Invierno en el Sur.

En una reunión cumbre en abril de 2018, el presidente Moon y Kim Jong-un del Norte acordaron poner fin a las acciones hostiles y trabajar para reducir las armas nucleares en la península.


Corea del Sur: una asombrosa historia de éxito

Hoy, Corea del Sur es una de las economías más grandes del mundo. Es el duodécimo más grande para ser precisos. Sin embargo, la influencia que tiene en los mercados globales es significativa. Es el hogar de muchas corporaciones multinacionales que compiten con las mejores del mundo. Por ejemplo, los mercados estadounidenses están inundados de automóviles fabricados en Corea. Asimismo, las empresas coreanas están presentes en otros sectores de alta tecnología como los dispositivos móviles. Samsung es el competidor más cercano a Apple y está por delante de varias otras compañías como Nokia en el segmento de teléfonos inteligentes.

Estos logros se vuelven aún más notables cuando se ven en el contexto de la historia económica coreana. Hace unas cinco décadas, Corea del Sur era vista como el país más pobre del mundo con casi ningún alcance de reactivación económica.. En este artículo, rastrearemos el progreso de Corea desde un país del tercer mundo hasta la superpotencia económica que es hoy.

País devastado por la guerra

En 1945, Corea del Sur obtuvo su independencia después de años de ocupación japonesa. El país ya estaba en ruinas. Además, estalló una guerra. Esto provocó varias víctimas. Se perdieron varias vidas en ambos lados y se desperdiciaron recursos económicos en las batallas. Al final de todo el episodio, Corea del Sur estaba completamente arruinada. El país dependía de la ayuda exterior para más del 90% de su presupuesto. Había un gobierno militar en vigor y los derechos de los ciudadanos estaban severamente restringidos.

El humilde comienzo

Corea del Sur sabía que no podían depender de la ayuda exterior si querían lograr la prosperidad económica. Tendrían que romper los grilletes haciendo un esfuerzo adicional. Intentaron recaudar dinero en varios países. Sin embargo, dados los fundamentos inestables, nadie quería invertir en Corea del Sur. Los fondos eran casi imposibles de conseguir excepto por un golpe de suerte con Alemania Occidental.

Luego, Corea del Sur utilizó estos fondos para iniciar pequeñas industrias. Industrias como la textil, la fabricación de pelucas, etc. estuvieron entre las primeras en prosperar. Corea del Sur se volvió extremadamente competitiva en estas industrias e incluso ganó el liderazgo mundial en algunas de ellas. Esto benefició doblemente a Corea del Sur, ya que estas industrias dependían de la mano de obra y un aumento en estas industrias redujo considerablemente la tasa de desempleo. Durante el mismo período, Corea del Sur invirtió mucho en educación. Este ímpetu en la educación creó la fuerza laboral de la próxima generación que estaba lista para impulsar la economía de Corea del Sur hacia la prosperidad.

El salto de fe

De las pequeñas industrias, Corea del Sur de repente quiso pasar a mega industrias. Los coreanos querían reestructurar su economía con la fabricación en su centro. Como resultado, crearon una propuesta para establecer la primera acería coreana. Las finanzas eran difíciles de conseguir y todos pensaron que sería una mala inversión. El Banco Mundial negó préstamos a Corea del Sur porque creía que el proyecto no era viable. Sin embargo, Corea siguió adelante con el proyecto de todos modos y resultó ser un gran éxito. En poco tiempo, Corea se convirtió en el cuarto productor de acero más grande del mundo. Esta fue una hazaña encomiable porque Corea había llegado seis décadas tarde a la escena de la industria del acero y, sin embargo, pudo superar a muchos competidores establecidos en muy poco tiempo. Los tres mínimos de tipo de interés bajo, tipo de dólar bajo y tipos de petróleo bajos contribuyeron enormemente a la industria siderúrgica de Corea del Sur.

Tan pronto como Corea ganó prominencia en el acero, las industrias aliadas también comenzaron a crecer. Las empresas coreanas comenzaron a construir barcos, fabricar automóviles, productos electrónicos, etc. Corea del Sur ahora estaba mejorando la vida de los occidentales con su tecnología de punta y estaba impulsando una economía de exportación en el proceso.

Nuevo movimiento comunitario

A continuación, se lanzó el modelo coreano de nuevo movimiento comunitario para cerrar la brecha entre la población urbana y rural. Por un lado, los salarios y el nivel de vida estaban aumentando en los centros urbanos y, por otro lado, los centros rurales seguían buscando la quiebra y el hambre. Esto llevó al gobierno de Corea del Sur a iniciar el nuevo movimiento comunitario.

Según el nuevo movimiento comunitario, el gobierno proporcionaría una cantidad fija de materias primas a todas las aldeas. Esta materia prima incluiría cemento, ladrillos, acero y otros elementos esenciales. Los aldeanos tendrían que sumar su mano de obra y hacer un buen uso de esta materia prima para crear proyectos de infraestructura. Los pueblos que mejor aprovechen la materia prima recibirán más materias primas. Este movimiento fue un gran éxito y condujo a la mejora de la infraestructura en las zonas rurales de Corea del Sur. Hasta el día de hoy, se considera un epítome de cómo los países y las regiones pueden vencer la escasez de recursos para generar el máximo desarrollo.

El enfoque es tan popular que Barack Obama sugirió que las Naciones Unidas usen el mismo en las naciones africanas para ayudarlas a superar la pobreza, tal como lo hicieron los coreanos.

Crisis asiática

La historia de crecimiento de Corea del Sur tuvo su parte justa de luchas. La crisis asiática de 1997 causó graves daños a la economía nacional. Como resultado, Corea tuvo que pedir prestado enormes sumas al FMI. Sin embargo, la naturaleza emprendedora de los coreanos es tal que pagaron todos y cada uno de los centavos del préstamo en 2004, tres años antes de lo previsto.

Corea del Sur ha demostrado un inmenso carácter y voluntad de crecer en su breve período de seis décadas. La nación ha superado a varias otras para convertirse en una superpotencia económica.


Chaebŏl y Keiretsu

los chaebŏl es una forma de conglomerado empresarial en Corea del Sur. Típicamente una corporación controlada por una familia, la chaebŏl saltó a la fama en la década de 1960 y ayudó a Corea del Sur a convertirse en un actor económico mundial. Las industrias internacionales como Hyundai, LG y Samsung son ejemplos de conglomerados comerciales chaebŏl. El chaebŏl recibió un fuerte apoyo del gobierno, tanto política como financieramente. En las décadas de 1960 y 1970, el presidente Park Chunghee ayudó a Samsung y otros a crecer a través del apoyo financiero y la protección de competidores extranjeros, sobre todo prohibiendo a quienes vendían productos electrónicos de consumo en Corea del Sur.

El chaebŏl coreano se compara más comúnmente con el japonés keiretsu, un conjunto de empresas con relaciones comerciales y participaciones entrelazadas. En los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, el keiretsu surgió después de la zaibatsu, Los negocios de conglomerados que se iniciaron durante el período Meiji (1868-1912) fueron desmantelados por las fuerzas de ocupación estadounidenses. Los negocios keiretsu de la posguerra operaban utilizando la cooperación entre múltiples industrias centradas y asistidas por un banco importante. ejemplos de corporaciones importantes que operan como keiretsus son Mitsubishi, Toyota y Honda.

Si bien existen muchas similitudes entre el chaebŏ coreano y el keiretsu japonés, también existen muchas diferencias entre los dos. Consulte la tabla a continuación para ver una comparación entre el chaebŏl coreano y el keiretsu japonés.

Un segundo cambio fundamental por el que atravesó Corea del Sur en la década anterior a 1961 fue una transformación de la educación extraordinariamente rápida. Inmediatamente después de la liberación en 1945, surgieron nuevas escuelas y las inscripciones se dispararon. La Guerra de Corea hizo poco por frenar la expansión de la educación, a pesar de la destrucción de los edificios escolares. En 1953, las clases se llevaban a cabo en todos los lugares donde se podía encontrar espacio, desde fábricas abandonadas hasta tiendas de campaña. Dado que había escasez de maestros, el tamaño de las clases era enorme, con hasta 100 estudiantes en una clase y con dos e incluso tres turnos por día. Entre 1945 y 1960, la matrícula en la escuela primaria se multiplicó por tres, la escolarización secundaria en ocho y la educación superior en diez. En 1960, la educación primaria era casi universal para niños y niñas, y la tasa de deserción era mínima. Corea del Sur tuvo la tasa de deserción más baja de cualquier país pobre con estadísticas confiables. 11

En la década de 1950, el estado llevó a cabo políticas que demostraron ser muy exitosas para crear una sociedad alfabetizada. Invirtió en la formación del profesorado e insistió en mantener altos estándares de profesionalismo, incluidos los programas necesarios de formación del profesorado en servicio. El estado se concentró en establecer la educación primaria y dejó gran parte del desarrollo de los niveles superiores a las fundaciones privadas. Esto facilitó el logro de la educación primaria universal en poco tiempo. Como resultado, la mitad de las escuelas secundarias y las tres cuartas partes de los colegios y universidades eran privadas en 1961. Muchas fundaciones educativas fueron apoyadas por antiguos terratenientes que buscaban nuevas oportunidades después de haber perdido sus propiedades agrícolas. La matriculación en la educación secundaria y superior creció aún más rápido. En 1960, el 29 por ciento de los que estaban en edad de asistir a la escuela secundaria estaban matriculados en escuelas intermedias y secundarias, un número que aumentaría a más del 90 por ciento en las próximas dos décadas. 12 El gobierno de Corea del Sur trató de mantener estándares bastante uniformes en todo el país, incluso en áreas rurales remotas. Los fondos públicos se destinaron a menudo a las escuelas rurales. Como resultado, la brecha en los niveles educativos entre las áreas rurales y urbanas fue menor que en muchas naciones desarrolladas en 1961. Sin embargo, el principal motor de la expansión educativa fue una demanda popular casi universal de escolarización. El gobierno no pudo construir escuelas lo suficientemente rápido para satisfacer esta demanda. Los padres estaban dispuestos a hacer enormes sacrificios para lograr la escolarización de sus hijos. Como resultado de esta demanda, el estado pudo transferir gran parte del costo de la educación a las familias de los niños, construyendo así un sistema educativo impresionante con gastos modestos. En 1961, la República de Corea tenía una tasa de matriculación escolar extremadamente alta para un país en desarrollo pobre, la tasa más alta de logros educativos de cualquier nación dentro del rango de PIB per cápita comparable. Como resultado, Corea del Sur comenzó su despegue industrial en la década de 1960 con una población mejor educada que la mayoría de las otras naciones cuando comenzaron sus respectivas revoluciones económicas, incluidas China, Vietnam, Tailandia o India.

Conclusión

El desarrollo económico de Corea del Sur antes de 1961 es una historia complicada. Por un lado, parecía estar sumido en un estancamiento económico plagado de corrupción política y apegado a políticas de sustitución de importaciones que no eran realistas en un país pequeño y de escasos recursos. Aún así, en gran parte desapercibido para la mayoría de los observadores extranjeros, Corea del Sur estaba experimentando cambios sociales, incluida la educación y la capacitación técnica que servirían bien a la nación una vez que el régimen de Park Chung-hee en la década de 1960 lo moviera hacia un camino de desarrollo impulsado por las exportaciones.


Servicios

Aproximadamente dos tercios de la población activa está empleada en el sector de servicios, que aporta aproximadamente tres quintos del producto interno bruto. El turismo por sí solo constituye una parte significativa de esta cantidad anual. La mayoría de los visitantes provienen de otros países asiáticos, principalmente de Japón y, en menor medida, de China, aunque el número de turistas de Estados Unidos también ha sido apreciable. Los turistas se sienten atraídos por los numerosos palacios y otras atracciones históricas de Corea del Sur, los lugares religiosos, incluidos los templos budistas, y la belleza natural. El creciente reconocimiento internacional de la cultura popular de Corea del Sur, como la música, las películas y los dramas televisivos, también ha generado interés turístico.


Una breve historia de Corea del Norte y cómo se convirtió en una de las mayores amenazas de Estados Unidos (con plan de lecciones)

Sugerencias para análisis de no ficción, sugerencias de escritura / discusión y proyectos multimedia. Explore nuestra colección de planes de lecciones aquí.

A fines de julio, se informó que el gobierno de Corea del Norte probó un misil balístico intercontinental que, según los expertos, podría llegar a Los Ángeles y otras ciudades de la costa oeste. Es el segundo misil de largo alcance lanzado en el último mes, elevando el nivel de amenaza e impulsando a Estados Unidos y Corea del Sur a realizar un ejercicio conjunto de misiles.

Sin embargo, entre las naciones más represivas, aisladas y empobrecidas del mundo, Corea del Norte ha logrado desarrollar con éxito un enorme ejército con un arsenal de armas nucleares y misiles balísticos que representan una amenaza directa para Estados Unidos y sus aliados asiáticos. And under the notoriously erratic direction of its young leader, Kim Jong-un, the nation has repeatedly threatened to strike U.S. allies in the region, including South Korea and Japan, where thousands of American troops are stationed.

In response to rising tensions, Vice President Mike Pence in April visited South Korean and warned North Korea that the "era of strategic patience is over." And later that month, top Trump administration officials held a rare meeting at the White House to brief the entire U.S. Senate on what one senior aide called "a very grave threat" posed by North Korea. The administration, though, offered few details on how it planned to address the situation.

Several days later, in an interview with Reuters, Trump said: "There is a chance that we could end up having a major, major conflict with North Korea."

He added, however that he'd prefer to peacefully resolve the crisis.

Bordering South Korea, one of Asia's most robust economies, North Korea has been walled for decades, a nation of roughly 25 million that's existed under the brutal totalitarian rule of the Kim family for three generations. Although reports of massive prison camps, food shortages, grinding poverty and shocking human rights violations elicit horror from outside observers, North Korea has also become a source of international intrigue as one of the world's last hermit kingdoms, a secretive society that few outsiders have ever set foot in.

So how did it get like this?

1910-1945: Japanese colonization

Japan colonizes Korea (north and south), beginning a 35-year period of often brutal military rule that include efforts to wipe out Korea&rsquos language and cultural identity. The Japanese also introduce modern industrial development, especially in the north where coal and hydroelectric power resources are plentiful, prompting a mass exodus from the countryside to cities. Japanese rule ends in 1945, when U.S. and Russian forces capture the peninsula at the conclusion of World War II. By then, Korea is the second-most industrialized nation in Asia (after Japan). During this period, Kim Il-sung, the future leader of North Korea, emerges as a prominent guerrilla fighter in the colonial resistance movement.

1945-1948: The 38th parallel

At the end of World War II, Japan surrenders to the Allies and relinquishes its control of Korea. The Soviet Union and United States agree to temporarily split postwar control of the peninsula until an independent and unified Korean government can be established. The Soviets occupy everything north of the 38th parallel. But as tensions grow between the two nations, efforts to forge a unified Korean government fall apart.

1948: North and South Korea form distinct states

By August 1948, the pro-U.S. Republic of Korea (South Korea) is established in Seoul, led by Syngman Rhee, a staunch anti-communist. Just three weeks later, the Soviet-backed Democratic People&rsquos Republic of Korea (North Korea) emerges in Pyongyang, with communist guerrilla leader Kim Il-sung assuming power. Both leaders assert jurisdiction over the entire Korean peninsula and its people.

1950-1953: The Korean War

On June 25, 1950, North Korean military forces, supported by the Soviet Union and China, invade the South in an effort to unify Korea under the leadership of Kim Il-sung. The U.S. comes to the aid of the South. Three years of intense fighting result in vast physical destruction and as many as 3 million casualties, including roughly 35,000 Americans.

Hundreds of thousands of Koreans flee to the south during the war after the North Korean army crosses the 38th Parallel. (U.S. Defense Department)

In 1953, both sides sign an armistice with a cease-fire line -- the demilitarized zone (DMZ) &ndash into approximately equal-sized territories. The now-heavily fortified border is in roughly the same position -- on the 38 th parallel -- almost exactly where it was before the war started. The armistice is intended as a temporary measure, but a formal peace treaty ending the war is never actually signed (which means the war never technically ended).

1953&ndash1970s: Building a Stalinist state

Under Kim Il-sung&rsquos leadership, North Korea becomes a self-defined workers' state. It implements Juche, an ideology of self-reliance promoting Korean autonomy. The country institutes a command economy, a system in which the government, rather than the free market, determines production. The state seizes control of all private property and organizations, officially taking ownership of everything, including people&rsquos homes, businesses, and even the clothes on their back.

North Koreans bowing in front of the statues of Kim Il-sung (left) and Kim Jong-il at the Mansudae Grand Monument in Pyongyang. (J.A. de Roo/Wikipedia)

Land and agriculture are collectivized under state control. The regime rebuilds Pyongyang as a socialist capital, erecting numerous monuments to Kim Il-sung as part of a sweeping effort to build a cult of personality. It also takes over control of the media, restricts international travel and squashes any form of opposition, forcing dissenters into harsh prison camps.

With major backing from the Soviet Union during the postwar reconstruction period, North Korea invests in mineral extraction and other heavy industries, rapidly developing its civilian and military economy at a rate that initially appears to outpace its rival to the south. For a time, urbanization continues to increase, as does school enrollment and infrastructure development. North Korea is billed a &ldquoworkers&rsquo paradise&rdquo by the state.

It&rsquos also during this period that the Soviet Union helps North Korea build nuclear reactors for energy production.

But huge inequalities begin to surface, as the regime implements the songbun system that divides the population is divided into different social classes according to perceived loyalty. The new order dictates where people can live, what jobs they can have and where children can attend school.

Late 1970s&ndash1990s: Isolation

By the 1980s, though, as the South Korean economy begins to boom, North Korea stagnates it continues to focus heavily on mining and steel production and fails to sufficiently innovate and diversify its industries.

Satellite image of the Korean Peninsula at night, showing North Korea in almost complete darkness. The one small bright spot is Pyongyang, the capital. (NASA)

The economy is also dramatically impacted by the economic decline of the Soviet Union and Eastern bloc, its primary source of aid and trade. The collapse of the Soviet Union in 1991 leaves North Korea politically, economically and militarily isolated, with China as its only major remaining ally.

In July 1994, amid this steep decline, Kim Il-sung dies of a sudden heart attack and is succeeded by his son, Kim Jong-il. The following year, widespread flooding destroys crops and infrastructure, prompting a three-year famine when the state-run economy fails to produce enough food. Hundreds of thousands of people die of starvation, while scores of survivors, particularly children, suffer severe malnutrition.

As the state rationing system crumbles, a major black market economy emerges, with millions of North Koreans making or smuggling whatever they can sell or barter to survive. This underground economy takes root, and eventually forces the government to take marginal steps toward economic liberalization.

1994 &ndash 2016: The nuclear era

Increasingly isolated, and with the loss of protection from the Soviet Union, Kim Jong-il&rsquos government announces a new policy called &ldquoSongun," or "Military First.&rdquo It makes the Korean People&rsquos Army the state&rsquos most powerful political and economic force in the nation, and the largest recipient of resources.

Under this new system, North Korea uses its nuclear reactors to begin developing a nuclear weapons program. By 2003, it withdraws from the 1995 Nuclear Proliferation Treaty. Three years later, North Korea claims to have successfully tested its first nuclear weapon, prompting the U.N. Security Council to impose a broad array of trade and travel sanctions. Despite U.S. and international efforts to halt its nuclear ambitions, North Korea continues to develop its arsenal and conducts subsequent tests.

After the death of Kim Jong-il in 2011, his son Kim Jong-un, still in his mid-20s, takes over as North Korea&rsquos third supreme leader. Portraying himself as a modern version of his grandfather, Jong-il purges, demotes and, in several instances, executes regime officials to further secure his power base. The new regime cracks down on border crossings and further limits access to foreign media and internet.

North Korea&rsquos leader Kim Jong Un watches a military drill in this handout photo by North Korea&rsquos Korean Central News Agency. (KNCN via Reuters)


South Korea - Economic Growth and Development

South Korea is one of the most highly regarded countries in the world when it comes to sustained growth and development. In each of the last five decades, the average annual rate of growth has exceeded 5% and the economy is now an innovation-driven, high-income country of just under 49 million people with a total GDP in excess of $1 trillion and a per capita income of over $20,000 (PPP adjusted).

The South Korean economy accounts for 2% of world GDP and the economy is making progress in converging towards Japanese income levels. Some commentators have christened South Korea the “Germany of Asia". Jim O'Neill, the creator of the BRICs acronym regards South Korea as a top nation in terms of sustained growth potential.

  • South Korea has an enviable record of macroeconomic stability – the economy was hit hard by the Asian Financial Markets Crisis of the late 1990s but this led to wide-ranging economic reforms and the aim of making the country more resilient to regional and global economic shocks
  • The economy avoided recession in 2009 (one of only a small handful of advanced nations to do so)
  • Recovery was strong in 2010 although it has slowed down since – averaging just over 3%. Keep in mind that the natural rate of growth for high-income countries tends to slow down – it becomes harder to sustain rapid percentage growth rates
  • The economy continues to be driven forward to strong export performance and the share of national output taken up by manufacturing industry has risen – thus far South Korea has avoided the process of de-industrialisation, indeed her service sector is relatively weak by global standards
  • Exports have held up well partly because the South Korea currency (the Won) has depreciated
  • Both consumer price inflation and unemployment remain low
  • The economy runs a current account surplus and the budget (fiscal) balance is strong – South Korean national debt is very low (less than 40% of GDP) – this provides a buffer if and when South Korea has to fund the costs of integrating a failing North Korean economy after re-unification
  • One area of weakness is consumer debt - Korea's household debt to GDP ratio stands at about 80%, the highest in Asia and more than most OECD countries
  • Is South Korea too export-dependent?
Economic background

Competitiveness Indicators

One of the strengths of South Korea is her scores on a range of competitiveness indicators. The percentage of national income given over to research and development (R&D) has grown and a rising percentage of exports come from hi-technology products. South Korea has outpaced countries such as Taiwan in moving towards high value-added manufacturing products. The economy boasts some world class businesses including Samsung, Hyundai, LG and Kia Motors. Exports account for over 50% of GDP and two thirds of South Korean exports go to developing nations. Trade with China has grown rapidly.

The economy is relatively open for foreign trade and investment, but the South Korean economic model has no been built on free market principles. Much of the early growth was supported by import tariffs as part of an import substitution policy.

  • Global competitiveness ranking for 2012: 24/142
  • Infrastructure: 9/142
  • Macroeconomic environment: 6/142
  • Health and primary education: 15/142, Higher education and training: 17/142
  • Technological readiness: 18/142, Market size: 11/142

In nearly every year since 1996 the annual increase in exports of goods and services has easily outpaced the growth of GDP – leading to a sustained rise in the share of exports in South Korean national income.

Human Development Progress for South Korea

  • South Korea is ranked 15 th in the latest Human Development Index
  • Life expectancy is high (80.6) and public expenditure on education and training high (>4% of GDP)
  • The country is highly urbanised (83% of the population)
  • Income and wealth inequality is low but it has been increasing in recent years.

Export Transition

A key development challenge for middle-income countries is to achieve a process of export transition away from lower value-added products towards goods and services that command higher premium prices in advanced nation markets. South Korea appears to have made this transition well – Samsung is a major competitor to Apple Inc for example – and exports to emerging countries are growing strongly

Unlike many middle income and newly established higher income countries, South Korea's manufacturing industry has seen a rising share of national income

South Korea and Regional Trade Agreements

Korea's integration in the world economy is still low in terms of import penetration, the share of foreign workers and the stock of inward FDI. Korea has taken steps to enhance its openness through free trade agreements (FTAs), including those with the EU and the United States. FTAs may also help boost the stock of inward FDI from its 2010 level of 13% of GDP, the third lowest in the OECD area. Moreover, FDI in services is only 6% of GDP in Korea compared with an OECD average of 37%.

South Korea and US Living Standards – An Example of Income Convergence


How did South Korea become one of the most developed nations on Earth? - Historia

5G | Broadband/Network | Emerging Trends | ICT4SDG | Infrastructure | SDG9
February 12, 2018

How the Republic of Korea became a world ICT leader

In the Republic of Korea, ‘ubiquitous connectivity’ is not some aspirational industry buzz word. It’s a way of life.

With lightning-fast connections to streaming wireless Internet on a range of digital devices, Koreans are proudly some of the most connected people on the planet. And walking along the brightly lit streets of the capital, Seoul, provides a glimpse into the digital future for most of the rest of the world.

Digital payments are accepted at almost every store. Taxi drivers operate with not just one, but up to four or more screens mounted to their dashboard. And it’s not just the Republic of Korea’s urban youth who have adopted digital technologies, but in fact the whole country has embraced new technologies in everyday life.

Korea has a well-earned reputation as a global information and communication technology (ICT) leader, and it’s not hard to see why. Home to world-leading electronics and ICT companies such as Samsung, LG, SK, and KT — Korea’s economic growth is digitally delivered.

The Republic of Korea has some of the world’s fastest Internet speeds. It’s in the race to be first with 5G. And it leads the world in Internet penetration rates, with nearly every household online.

These are some of the reasons why the Republic of Korea has ranked in the top three of ITU’s Global Information and Communication Technology (ICT) Development Index (IDI) in each of the past five years. In addition, the country reigns supreme in the Bloomberg Index of ‘Most Innovative Economies.’

So how did the Republic of Korea emerge as a leader in tech? What steps allowed for the momentous leaps and bounds the country has taken towards digital transformation? And what can other countries learn from the experience of the Republic of Korea?

Republic of Korea’s journey as an ICT pioneer

It is no accident that this Asian nation became the world’s leader in tech. As the Republic of Korea emerged from the Korean War in the mid-1950s, they were one of the world’s poorest economies. But through decades of government interventions and investments in modern technology, the country has soared to become one of the most developed countries in the region.

In the ultramodern Gangnam district, the financial and business centre of Seoul, ITU News sat down with Dr Seung Keon Kim, Vice President of from the Korea Association for ICT Promotion (KAIT), to uncover the story of the Republic of Korea’s journey from the past to the digital future.

The Republic of Korea’s transformation is the result of the government’s ambition to speed transformation to the digital economy, says Dr Kim. He posits three major factors that have formed the basis for growth of the country’s digital economy: the advanced education system, cultural characteristics, and the “Government’s vision for ICT.”

Firstly, the value of education is highly prized in the Republic of Korea. “[For] many people in my father’s generation, education was regarded as a ladder to overcome poverty.”says Dr. Kim.

The education system focuses on traditional subjects like Math and Science, which are basic prerequisites for many technical careers in the digital economy. However, students are not taught in a traditional way with blackboards and notebooks.

Instead, schools have integrated ICTs at all levels of the school system to foster “21st Century learners.”

“Wireless Internet, electronic blackboards, virtual reality (VR) devices, notebooks, tablet PCs, digital textbooks… are being used by individuals, teams, and classrooms.” — Professor Jeong Rang Kim

“The goal is to strengthen the 21st-Century learner’s capacity. In particular, we focus on 4Cs: Critical thinking and problem-solving, Collaboration, Character, and Communication. Nowadays, software education is in full swing, so we try to improve computational thinking,” says Professor Jeong Rang Kim from the Department of Computer Education, Gwangju National University.

Education has been a necessary component to the digital transformation of the Republic of Korea, but according to Dr Kim, societal changes were expedited by cultural characteristics and especially Koreans’ desire to move “quickly” as a driving force behind their rapid adoption of ICTs.

“As many Korean people say, ‘pali-pali,’ it means ‘quick and quicker.’ This characteristic is very accustomed to ICT…” says Dr Kim. The ambition to move quickly towards new technologies, merged with the flexibility to adapt plans has made the Republic of Korea an agile competitor in today’s digital economy.

To overcome the digital divide between urban and rural areas of the country, the Republic of Korea’s politicians decided to roll-out the Broadband Convergence Network (BcN) in 2004, and was a pioneer in connecting even the most remote areas. “We put the money in rural areas to overcome the digital divide… Many people said: ‘We need time to consider some things.’ But our leaders think: ‘OK, let’s do it now. And if some problems happen after that, we will fix it.’ ”

Key government role started decades ago

The government’s support for ICT development began as early as the 1990s, when Internet started its initial upswing. By the late 1990s, the Korea Agency for Digital Opportunity & Promotion (KADO) was set up to increase access to the Internet and supply digital literacy training to over 10 million inhabitants to be Internet-ready. The government also made direct investments into new technologies by dedicating a large portion of its national Gross Domestic Product (GDP) to Research and Development (R&D) projects.

“The Republic of Korea is one of the best countries, as far as R&D budget is concerned. Our R&D budget is more or less around 5 per cent [of GDP], and maybe that’s a world first or second,” says Jong Lok Yoon, President of the National IT Industry Promotion Agency.

If this figure of 5 per cent seems low, consider that the country spends approximately 91 billion dollars on R&D, according to OECD data, making the Republic of Korea the second biggest spender (proportionately) next to Israel. With world-leading investments into the future of technology, the Republic of Korea is preparing for the 4th Industrial Revolution, with smart city technologies and next-generation wireless services.

Visions of the Future: Smart Cities, IoT and 5G

Busan Metropolitan City, the country’s second most-populated city, is as economically important as the Republic of Korea’s largest shipping port and one of the world’s Top Ten Largest Container Ports. In recent years, it is being reimagined as a Smart City of the future — using technology to improve the lives of its citizens — and propelling the country towards next generation technologies.

The pioneering Smart City of Busan boasts a “first of its kind” policy that was announced at ITU’s Plenipotentiary Conference in Busan in 2014, said Vice Mayor for Economic Affairs in Busan, Kim Young-Whan during a Smart City Tour during the recent ITU Telecom World this autumn. In Busan, Smart City projects for community safety, traffic improvement, urban living and energy conservation are already being implemented. Open data projects and data monitoring systems are at work monitoring traffic flows and working with emergency services on real-time communications flows. Other test-bed projects including IoT-led solutions and cloud architectural projects are aiming to make life more convenient for Smart City dwellers.

In addition to Smart City technologies, the Republic of Korea is also leading the development of next generation wireless broadband technologies, and aims to deploy 5G earlier than any other country. 5G is expected to become the infrastructure backbone for the 4th Industrial Revolution. It is predicted that the Internet of Things revolution will reach more than 30 billion wireless connections by 2020. These devices will be constantly connected and will demand bandwidth supplied by 5G and next-generation services.

Visitors to the 2018 Winter Olympics in PyeongChang, Republic of Korea, will have the chance to experience next-generation technologies. With the theme “Passion. Connected” Olympic organizers are integrating ICT throughout the Olympic programme. With 360 degree cameras, personalized viewing along with superfast 5G wireless, the country is viewing the Olympics as a world stage to unveil their unrivaled ICT infrastructure and an opportunity to debut a number of cutting-edge products.

KT, a leading wireless provider in the country, is planning to premiere their 5G services in PyeongChang.

“KT made it a goal to complete the intelligent network early, so it will be the pipeline of the 4th Industrial Revolution… We believe that at this Olympics will be the field that we can [share] our ICT technologies with the global community,” said Jiyoung Lee, Senior Public Relations Manager at KT.

It is clear that the Republic of Korea is in an ideal position to lead the future of 5G, Smart Cities and the 4th Industrial Revolution, and has valuable lessons for countries aiming to modernize their economies.

Lessons for ICT development

The Republic of Korea is keen to share its knowledge with the world, and has numerous ICT promotion agencies acting as intermediaries and educators for developed and developing countries.

“For underdeveloped countries, ICT is a very good tool for those countries. Because we just don’t want to give money or food, that’s only short term assistance. We want to [teach] them ‘how to catch a fish,’ and ICT is a good tool and a very good industry for supporting those countries,” says Dr Kim, Vice President of the country’s ICT Promotion Agency.

“Many countries ask, how can we develop? What is your suggestion or recommendation for other countries?” And Dr Kim’s answer: “If Korea can do it, any country can do it.”



Comentarios:

  1. Gosheven

    Que palabras... super, maravillosa frase

  2. Eztli

    En mi opinión, estás equivocado. Propongo discutirlo. Envíeme un correo electrónico a PM.

  3. Filmarr

    ¿De dónde saco mi nobleza?



Escribe un mensaje